Escríbenos
Debe completar todos los campos
La relación con el padre de mis hijos

Autor: Licda. Sylvia Patricia Chabebe - Especialista en Terapia Familiar y de Pareja.-

Una separación es una situación difícil para todos y más cuando son padres puesto que nunca se separarán del todo, su función como progenitores deberá de proseguir intacta y eso les obligará a comunicarse, a recordar sus encuentros y desencuentros. Han de crear una nueva relación entre ellos y con sus hijos, pero  es una relación cargada de historia.

Aun separados, ten en cuenta que los niños solo se sentirán seguros si existe un clima de confianza, respeto y afecto entre sus padres. Por ende, los padres deberían ofrecer una educación basada en valores como el optimismo, la responsabilidad y la familia, brindando a sus hijos una convivencia civilizada, integradora y social.

Si bien es cierto que un niño cuyos padres se han divorciado suele vivir con uno de ellos la mayor

parte del tiempo, el que no vive con él sigue siendo su mamá o su papá para siempre. Eso nunca cambiará. Lo importante es hacerle saber a tu hijo que tiene dos hogares donde alguien le ama. En ocasiones, los problemas aparecen cuando los niños visitan a uno de sus padres y luego vuelven con el otro a la casa donde viven. Por ejemplo, uno de los padres quizás haga muchas preguntas acerca de lo que el otro está haciendo. En ocasiones, alguno de los padres quiere que el niño sea un mensajero entre una casa y la otra. Los niños suelen sentirse incómodos cuando esto sucede. Desearían que sus padres hablaran entre sí para preguntarse lo que quieren saber. Los niños no desean sentirse en el medio.

A continuación te presento tres pasos a tomar en cuenta al momento de relacionarte con el padre de tus hijos:

Paso 1: Relación padre e hijo: Incentiva a tu hijo a realizar cosas con su papá, así como también ten pendiente la fecha de su cumpleaños y del día del padre para que este lo llame y que te ayude a elegir los regalos.

Paso 2: Se más flexible: Aun estando separados trata de incluir a tu ex en las actividades de tus hijos, ya sea cumpleaños, actividades el colegio, graduaciones, etc. Tarde o temprano tus hijos te lo agradecerán. Recuerda que tu separación es conyugal, no de padres, así que también mantén un vínculo con la familia de tu hijo.

Paso 3: Trata a tu ex pareja como te gustaría que a ti te trataran: Siempre mantén el respeto hacia el otro. Recuerda que tu ex se separa de ti pero no de tus hijos ni de sus responsabilidades para con ellos. Mantén cierto contacto ya que hay que estar al tanto para saber en el ambiente en el que están tus hijos.

Paso 4: Jamás les hables mal a tus hijos sobre su papá: Deja que ellos a su tiempo formen su propia opinión. Recuerda que a ellos les hablas de su padre, no de tu pareja. Mientras más sana tenga la imagen de su padre, más feliz crecerá tu hijo. Háblale de los aspectos positivos de su padre (gustos, hobbies, etc.) y si te es posible le des una foto de él. Tu niño necesita construir su idea de papá para crecer emocionalmente sano.

El divorcio o separación de los padres no debería impedir, por ninguna razón, el continuo enriquecimiento del lazo padre-hijo. El estado de la relación de los padres no tiene que ver con el nexo afectivo del papá con su niño. Si deseas que tu hijo crezca feliz, permítele que nutra una relación hermosa con su papá, si esto es posible. Si no es posible, al menos no manches la imagen de su padre con tus palabras y gestos de rencor y dolor.

Es muy importante decirles a los hijos que tienes buenos recuerdos del matrimonio para reforzarles las cosas buenas que existen y que él es un fruto del amor. La familia es importante para el sano desarrollo de los hijos; les brinda seguridad, es la base sobre la cual irán construyendo las características propias de su personalidad.

No hay duda de que si ayudas a tu hijo a tener una idea bonita de su padre, (aunque él esté ausente del hogar) estarás favoreciendo la autoestima y el éxito de tu pequeñito.

schabebe@hotmail.com

Escribe tu Comentario
Escúchanos en Vivo
Más opciones de reproducción:
Más del autor
¿Preparados para el matrimonio?
¿Por qué es fundamental conocer nuestro origen e historia familiar?
Los Celos No Son Amor
No buscar culpables