Escríbenos
Debe completar todos los campos
¿Sufres de carencia afectiva?

Autor: Lic. Susan Portes, Psicóloga Clínica / Terapia Individual .-

Muchas personas sienten que todas las manifestaciones de cariño que han recibido a lo largo de sus vidas nunca son suficientes, creen que necesitan más pero a la vez se dan cuenta de que a quienes les exigen más demostraciones de cariño se van alejando lenta o rápidamente de sus vidas; la primera pregunta que suelen hacerse es, Por qué? Por qué a mí, que me entrego tanto? Al no tener una respuesta objetiva para sus preguntas estos hechos de alejamiento quedan traducidos en el cerebro como una necesidad afectiva.

La carencia afectiva indica la situación en que se encuentra un niño que ha sufrido o sufre la privación de la relación con su madre, o de un sustituto materno en sus primeros años de vida. La maduración afectivo-psicológica no puede desarrollarse según lo esperado si el niño no ha contado con un contacto afectivo directo con la madre y cuando hablamos de falta de contacto afectivo con la madre o falta de cuidado materno, debemos entender que puede suceder por dos razones principales :

•    Por abandono físico que puede darse por enfermedad del niño o de la madre o sustituto de la madre, porque la madre debe cumplir con una jornada laboral extensa, etc
•    Porque la madre se resista a establecer una relación afectiva con el niño por propios trastornos psicológicos que la inhiban de ofrecer cariño y cuidado a su hijo.

Esta carencia afectiva tiene fuerte consecuencias en la vida de quien lo ha padecido.
•    Falta de correcta maduración afectivo/psicológica.
• Síntomas clínicos que se expresan en trastornos somáticos, afectivos y conductuales. (hipocondría, mutilaciones corporales, adicciones, etc.) 
•    Estado psicológico de avidez afectiva y miedo atroz de ser abandonado.
•    Búsqueda desesperada de amor que se manifiesta por una actitud de reasegurarse del afecto del otro y así sentirse seguro.
•    Falta de curiosidad para profundizar en el conocimiento de las cosas y de las personas.
•    Ser indiferente hacia lo que sucede en la propia vida.
•    Miedo a la soledad
•    Búsqueda incesante de aprobación de la persona que ama.
•    Celos.
•    Ira, al no recibir el reconocimiento que necesita.
•    Sentimiento de culpa al sentir que de quien depende no se siente bien con su persona.

Pero la buena noticia es que quien se encuentra viviendo estas consecuencias puede aliviar esa necesidad permanente de afecto comprendiendo primeramente que tiene o sufre de una necesidad fuerte de dependencia afectiva y que necesita salir de ese estado que no le ha permitido ser auténtico consigo mismo.


En segundo lugar, haciéndose responsable de su vida, dejar de ser víctima. Aprender a tener aprecio por su persona a través de valorar quien es y cómo es comprendiendo la importancia que tiene estar en armonía entre el interior y la manera de expresarse y aprendiendo a medir las consecuencias de los propios actos que han ocasionado malestar interno o dependencia sin sentido de los demás para no volver a repetirlos.


Tu puedes! Aprende a ser tú mismo y a aceptarte con el mayor respeto.

necesitounconsejo@hotmail.com

Escribe tu Comentario
Escúchanos en Vivo
Más opciones de reproducción:
Más del autor
Cómo entender a mi pareja.
Aprendiendo a ser auténticos
Cuando de juzgarnos a nosotros mismos se trata.
Por qué se continúa pensando en un ex amor.